Sandra Ingerman – Creando una Red Humana de Luz

Imagine… Imagine. Antes de haber nacido era simplemente una pequeña chispa de luz conectada a la fuerza creativa del universo. Miraba hacia esta gran tierra. Que hermoso planeta pleno de maravillosas formas de vida. Empezó a reflexionar sobre las posibilidades de vida en la tierra. Lector, recuerda lo precioso de la vida y que toda vida fue creada para experimentar amor, luz, alegría, armonía, paz, igualdad y abundancia para todos? Si puede sentir esto en sus huesos, entonces sabe que es verdad. Si no puede, no desespere por que lo voy a ayudar a recordar. Somos una comunidad de personas que podemos juntar nuestra luz y energías espirituales para recordar y crear una maravillosa vida para todos los seres vivientes. Debemos recordar nuestra visión y entonces enfocar en ella y sostener juntos la visión. Así es como vamos a prosperar juntos en tiempos de cambio.” Extracto de Como Prosperar en Tiempos de Cambio de Sandra Ingerman (Weiser 2010).

Los alquimistas no cambiaron literalmente el plomo en el oro. En su lugar, ellos transmutaron pesadas conciencias de plomo en conciencias doradas de luz. Jesús en Mateo 5:15 nos desafía a no ocultar nuestra luz debajo de cestas. Cuando los místicos de todo el mundo realizan sus milagros de curación se los ve brillar y volverse luminiscentes. Por todo Medicina para la Tierra escribo sobre la importancia del concepto de la luz en todas las tradiciones espirituales.

Somos luz y vinimos aquí a brillar. Pero la mayoría de nosotros hemos olvidado nuestra verdadera naturaleza al igual que el motivo por el que vinimos aquí. Hemos sido creados de amor y luz y somos amor y luz. Es nuestro derecho de nacimiento el brillar en este mundo tan plenamente como podamos.

A muchos de nosotros nos enseñaron a una edad temprana a no brillar demasiado. Si brillamos demasiado nadie nos va a querer. Solamente puede haber algunas „estrellas“ y no sos vos. Esto te suena familiar?.

¿Por qué solamente puede haber algunas estrellas aquí en la tierra? Jamás he oído a nadie decir, cuando miran las estrellas en el cielo, „desearía que esa estrella no brillara tanto porque opaca a las otras estrellas“. ¿Por qué tenemos esa creencia aquí?

Es tiempo que todos nosotros brillemos nuestra luz, que nos reflejará a su vez la belleza de la noche Tenemos que encontrar nuestro brillo nuevamente para que podamos iluminar los lugares oscuros de este mundo.

Mensualmente crearemos una red humana de luz. Esto no solo va a traer luz a los lugares que lo necesitan ahora, sino que nos sanará y nos ayudará a recordar nuestra verdadera naturaleza, que somos luz. También será bastante sanador saber que nos estamos conectando con miles de otras personas que están recordando que somos luz. Al compartir este concepto con otros, nuestra red de luz crecerá , y yo sé que tendrá un impacto en la tierra y en toda la vida que la habita.

En Medicina para la Tierra enseño que intención + armonía + amor + concentración + enfoque + unión + imaginación = transmutación. Esta fórmula nos ayudará a recordar nuestra luz y dejarla que brille.

Puede empezar a ponerse en contacto con su verdadera naturaleza, que es ser luz, poniendo una música relajante y dejándose llevar a un lugar silencioso. Realice un par de respiraciones profundas para llegar a un lugar de equilibrio donde pueda experimentar un estado de armonía y amor. Dese permiso para ir dentro de ese lugar con la intención de experimentar la luz que brilla dentro de su ser. Esto lo llevará a un estado de unión con su creador o con el poder del universo. Manténgase enfocado y concéntrado en su intención. Permita que su imaginación le ayude a sentir y a ver su luz interior. Dése permiso para que su luz brille completamente a través suyo. Esta luz está siempre allí y no se puede agotar. La capacidad de compartir su luz y de ser llenado por ella es infinita. Su luz no puede ser destruída o sacada de de usted. Usted no tiene que preocuparse de que se agote, pues esta fuente de luz es siempre abundante.

Haga de su experiencia una experiencia completa del cuerpo. Comience dejando que su luz brille desde el corazón de su ser. Deje que esa luz impregne cada célula de su cuerpo. Una vez que se sienta pleno de su propia luz experiméntese como pulsa conectándose con la red de vida. Deje que su luz brille a través de su cuerpo pulsante. Experimente como su luz se derrama a través de cada parte de su cuerpo.

Una vez que haya tenido la experiencia de su abundante luz y la haya dejado brillar a través suyo, utilice nuevamente su respiración e intención para salir del estado en que está. Regrese, abra los ojos, sienta su cuerpo, mueva los dedos del pie, y sepa que está listo para conectar con otros que desean brillar para traer energía de curación al mundo.

Comience a practicar dejando que su luz brille a través suyo. Y a continuación, practique inhalando luz y exhalando luz durante el día.

A medida que se contacta con su propia luz y la irradia en su vida, su vibración va a cambiar. A medida que juntamos nuestra luz y la compartamos en el mundo cambiamos la vibración del planeta. Es crucial estar enfocado en la intención.

Sugiero que no agreguen rezos o palabras cuando hacen esto. Simplemente brillen y déjense unir a la red de luz planetaria que va a alcanzar a tocar a todos los lugares oscuros del mundo.

La primera meditación empezó en el solsticio de inivierno del 2000 celebrando el retorno de la luz. Durante el solsticio de invierno aquellos que meditaban recibieron instrucciones de brillar su luz mientras empezaba el solsticio en los lugares donde vivían. A medida que hicimos esto la luz crecía a medida que se movíade país en país. La luz fue pasada alrededor del globo. Pero no paramos ahí. Continuamos brillando durante el día y la tarde. De esta manera empezamos a unir la red de luz a través del mundo, al brillar durante el solsticio pero manteniendo esta red viva a través del día y de la noche.

La meditación para crear una red humana de luz continúa en cada luna llena cuando el poder de la luna llena aumenta la luz que enviamos. Cada luna llena continúen trabajando el brillar su luz y visualizando que estamos conectados con la red humana global de luz durante el día y la tarde. Mantengamos esto en cada luna llena. Imaginemos la sanación y el cambio en la vibración que puede ocurrir en nuestras propias vidas al igual que en el plantea.

Si usted trabaja con un grupo celebrando la luna llena, junten sus manos y conecten su luz todos juntos mientras dejan que su propia luz. Experimente la luz de su grupo uniéndose con otros grupos en todo el mundo. Experimentese fundiéndose con una red gigante de luz.

Si usted está trabajando sola, póngase en un lugar tranquilo y deje que su brillo salga a través suyo. Experimente fundirse con una gran red comunitaria de luz que está brillando alrededor del mundo.

Un amigo mío me recordó que los chicos siempre brillan. Traiga a sus chicos a esta práctica.

Recuerde que toda vida es de la luz. Usted es luz, todos somos luz, juntémonos todos en un gran circulo y red de luz.

En 2010 Kate quien dicta talleres de Medicina para la Tierra en Delaware escribió una sugerencia. Ella se encuentra una vez por mes con un grupo local para tejer la red de luz y han trabajado de la siguiente manera:
“En vez de tejer la red de luz arriba y afuera, tejemos raíces profundamente en la tierra. Una vez que las raíces se han unido con la luz de cada uno de los otros la luz brota de la tierra y envuelve a cada ser viviente en el planeta”.

Usando el principio de cómo es arriba es abajo, como es adentro es afuera es importante para la comunidad spiritual el desarrollar la parte de cómo es adentro. Ya que muchos en la comunidad espiritual tienen una tendencia a irse del cuerpo durante el trabajo espiritual. Y la fuerza de nuestro trabajo está realmente alimentada por nuestra habilidad de estar encarnado tal como una estrella que brilla desde adentro.

Tratemos de enraizar la red de luz en la tierra. Queremos realmente sentir la red de luz dentro y a través de la tierra.

Instrucciones para la Sanación Mensual

para Nuestra Comunidad Global

Parece que la consciencia está cambiando cada vez más rápidamente. Hay por supuesto muchas recompensas por esto a medida que aprendemos a vivir en armonía. Todo cambio requiere que una muerte ocurra en nuestras vidas. Ya que al transitar a nuevos estados de consciencia y darse cuente necesitamos soltar aquello que no nos respalda.

Nunca he visto a tanta gente atravesar tiempos difíciles como estoy viendo recientemente.

Tal como escribo a menudo en las Novedades sobre Transmutación debemos aprender a danzar diferentes paradojas de estados de consciencia y conocimiento. Ya que existen muchos niveles operando simultáneamente.

En un nivel estamos todos conectados y somos espíritus. Desde un estado espiritual somos divinos y perfectos todo el tiempo. Al mismo tiempo parte de la condición humana es tener un ego. Y el ego se ve a si mismo como separado del resto de la vida. Y el estado de separación crea miedo, enojo y una variedad de otras emociones. También es un estado de separación que causa enfermedades físicas.

Mientras continuamos hacienda nuestra práctica de transfiguración empezamos a sanar esos estados de separación. Nos movemos a un estado superior de consciencia y necesitamos entregarnos a la perfección del universo. Y algunas veces es difícil hacer eso y necesitamos ayuda para recordar nuestra propia luz divina.

Para ayudar a nuestra comunidad global que está leyendo las Novedades sobre Transmutación he decidido agregar un círculo mensual de sanación para continuar creando una red humana de luz. Vamos a continuar tejiendo una red de luz dentro y a través de la tierra en la luna llena. Y también vamos a crear un círculo que permita que nuestra radianza brille a través para aquellos que piden ayuda.

Esto es lo que sugiero. Si quieren ofrecerse como practicantes imagines parado o sentado en un círculo con otros practicantes. Recuerde que las Novedades sobre Transmutación se traducen a muchas lenguas diferentes. Tenemos una gran comunidad global que está trabajando junta.

Nuestra intención es experimentar nuestra luz divina e irradiarla hacia nuestro círculo interior.

No vemos sufrimiento en nuestro círculo. Reconocemos la divina perfección en cada persona. Así que no encerramos a las personas en un diagnóstico de sufrimiento sino que los elevamos a su divinidad.

El Autor y conferencista Eric Pearl enseña, “En la física quántica si cambia el comportamiento de una particular, otra particular en un lugar diferente va a instantáneamente reaccionar ya sea a centímetros o a un universo de distancia”. Las frecuencias más baja se acoplan a las frecuencias más altas y no al revés.

Así que volviendo al principio clave del trabajo de Medicina para la Tierra, cambiamos el mundo y sanamos a otros por en quien nos convertimos – por nuestra presencia y por el amor y la luz que irradiamos.

No estamos enviando energía o tratando de sanar a nadie. Estamos solo permitiendo que nuestra luz divina y amor encienda la luz divina de aquellos pidiendo ayuda.

Imagínese parado o sentado en un círculo de practicante. Haga su trabajo de transfiguración y con sus manos dirigidas hacia el círculo interior irradie su luz divina y amor.

Si siente que necesita algo de ayuda imaginese a ud. mismo acostado en un círculo con personas de todo el mundo.

Su role es absorber la luz que está siendo compartida por nuestros practicantes. Piense en una metáfora que lo ayude a absorber la luz divina y el amor en cada célula de su ser. Le voy a dar algunos ejemplos con la esperanza de que encuentre una metáfora que le funcione . Puede pensar en una esponja seca que ha sido puesta en agua y absorbe la humedad. Puede pensar en un flor que ha estado bajo la lluvia por días o semanas y el sol brilla y la flor absorbe los rayos del sol. O puede pensar en una flor que ha estado recibiendo mucho sol y empieza a llover y la flor absorbe el agua que la nutre y le da vida.

O piense en un cuarto donde las cortinas esán cerradas y se abren inundando el cuarto con la luz del sol.

Permita que la luz del círculo externo ponga en marcha su propio resplandor que fluye a través de cada célula de su cuerpo. Esto nos reconecta con nuestra divina perfección y nuestra conección con la red de luz. Esto cura esos estados de separación que crean enfermedades emocionales y físicas. Y nos recuerda que todos tenemos el poder y la fuerza para afrontar los desafíos y oportunidades que nos trae la vida.

Y puede estar en ambos roles en diferentes momentos del día o la tarde. Puede ser un practicante en un momento y luego se acuesta en el medio de nuestro círculo en otro.

Y al estar trabajando fuera del tiempo no importa cuando hace este trabajo. No es necesario coordinar el tiempo en el cual hacemos todo el trabajo.

Con creando una red humana de luz no estamos limitados a trabajar solamente en la luna llena. Yo alimento la red de luz cuando quiera que mi corazón me pida.. Y ciertamente podemos continuar radiando nuestra luz al círculo global en forma diaria. Ya que verdaderamente nuestro trabajo es aprender a brillar nuestra luz en el mundo con cada respiración y paso que damos.